jueves, 10 de febrero de 2011

En Gedi

Subiamos por la carretera 90, en direccion norte, y paramos a ver el Mar muerto, en una especie de area de servicio.

Con lo que no contabamos era con lo mansa que iba a estar la pajareria por alli. Todo especies bastante comunes, pero siempre se agradece que los modelos fotograficos colaboren un poco, no?
Habia un par de decenas de tortolas senegalesas, picoteando por los jardines :



Los bulbules se arrejuntaban a los gorriones, metiendo bulla sin parar. Aqui tenemos a los 2 pendientes de lo mismo :



Las suimangas palestinas estaban en lo mas espeso de la vegetacion :


Y los colinegros... faltaba que te comiesen de la mano chacho, que pasada, despues de haberles hecho un monton de fotos por ahi que no terminaban de convencerme...



Los estorninos de tristam, formaban un gran bando, alrededor de unos ciclistas, llegando a subirseles por encima... La verdad es que yo me estaba meando, pero alguna fotillo les hice :





Y todo esto, mientras nos sobrevolaban un par de abejarucos esmeralda y los cuervos colicortos reclamaban insistentemente desde las palmeras.

Despues de esto, decidimos subir por unas peñas, para ver si junamos algo mas.

Le pegamos duro un buen rato, como si de cabras nubicas nos tratasemos. Bueno, al menos la subida esta molando, porque la verdad es que no estamos viendo nada...

Subimos y subimos, que tampoco esta mal hacer un poco el cabra...

Escuchamos un reclamo peculiar, y sale volando un bando de unas 12 aves. Joder macho, son los camachuelos del Sinai, que pasada, son unos pajaros alucinantes, vaya color que tienen los machos!!!

Se posan algo mas arriba, y para alla que vamos. Una collalba yebelica nos sale al paso, pero la luz es tan dura que es imposible hacer algo decente a un pajaro blanco y negro...

Un par de perdices deserticas sube por la ladera. Habia leido que eran faciles de aproximar...

Creo que lo mas cerca que estuve de ellas fue en un sueño que tuve, que si que las tenia cerca, porque lo que es en realidad, salian a fuego...

Llegamos al lugar donde estaban los camachuelos, pero el bando esta esparcido, no localizo ningun macho, joderrrrr. Veo uno, mierda, esta entre las piedras, y encima tengo bichos por delante, no me puedo acercar sin levantarlos. Da igual, verles ya es gloria bendita, son mas guapos que la...

Hago unas fotillos a una hembra y me retiro :



Le damos un poco mas hacia arriba, ya metidos en faena. Toooma, buena idea, salen a nuestro paso varios camachuelos trompeteros y un escribano striolado, que fotografio ya con una luz que no mola un pelo :



Es hora de guardar la camara, pero que buen paseo!

1 comentario:

Miazuldemar dijo...

Fructífera entrada maestro. Me gustó mucho la Suimanga.