viernes, 4 de mayo de 2012

Picogordo

Siempre es un lujo tener a menos de 2 metros a este gigantesco fringilido. Y ademas, en Almeria!

Podeis apreciar en su pico, restos de samaras de olmo. Las samaras de olmo constituyen una parte importante en su dieta primaveral
















Un saludo

1 comentario:

Jesús Del Valle dijo...

Pues ya es difícil coger a este elemento que siempre anda por las copas de los árboles, es muy "cagón" para bajar al suelo. Precioso