domingo, 15 de mayo de 2016

Valladolid 1 quincena de mayo

El quinto mes del año suele ser brutal. Dias enteros en el campo en los que sales a las 5 o a las 6 de la mañana y vuelves a casa de noche cerrada.

Estoy aprovechando para hacer cosillas que me apetecían, como mapear mejor a la curruca mirlona o prospectar a fondo el Cerrato vallisoletano, que aunque no tenga los bosques del palentino ofrece un bicheo de lo mas jugoso.

La mirlona es la tercera curruca mas abundante como reproductora en la provincia y ese caracter fuerte y a la vez timido... irresistible.

Aparece en densidades altas en gran parte de la provincia, fundamentalmente ligada a querquinceas (Roble y encina), rosal silvestre y coniferas (Pino albar, negral y de Alepo)

Es curioso ver como no aparece en pinares de albar o resinero en los que los arboles tienen todos la misma edad y están dedicados a la producción de piña o resina, respectivamente. Pero en cuanto hay rebrote y tenemos pies de diferentes edades, allí esta la mirlona.

Curruca mirlona en pino piñonero- Matapozuelos

















Curruca mirlona bien escondida en el interior de un espino- Valoria la Buena

























Raro es el dia que esperando a las mirlonas no aparece una curruca carrasqueña a cotillear y se lleva alguna foto

Curruca carrasqueña en un pequeño pinar de repoblacion- Cabezon de Pisuerga


















De camino entre los diferentes hábitats, nunca faltan los trigueros adornando el ambiente con sus estridencias

Triguero en un majuelo- Valoria la Buena

















En las cuestas, da gusto ver que aun nos quedan densidades interesantes de algunas especies

Curruca tomillera en un espino- Valoria la Buena


















Bisbita campestre en romero- Valoria la Buena

















Y si en las cuestas existen pequeñas manchas de roble, no son raros los bisbitas arboreos

Bisbita arboreo en tomillo- San Martín de Valveni

















Lo único que me apena es la bajisima densidad de collalbas rubias que tenemos.

Entre todo este pajarerio, nunca faltan los corzos.

















Si nos metemos en las riberas, ahora bullen de vida.

Da gusto ver la cantidad de reyezuelos listados nidificantes que tenemos en algunas, especialmente donde el pinar llega casi a la misma orla ribereña.

Reyezuelo listado en un olmo medio muerto por la grafiosis (Sigggggg.....)- Villanueva de Duero


















 Los herrerillos ya están de lleno con su primera pollada. Dentro de poco lucirán traje desgastado, asi que hay que aprovechar ahora para hacerles alguna fotillo

Herrerillo común en olmo- Geria

















Los chochines alegran cualquier bosquete, como este fotografiado en Puente Duero

























Y los zarceros comunes, concentrados en cantar a tope desde cualquier rama que les permita hacerse notar

















Los arroyos con carriceros no callan ni de noche.

Carricero tordal- La Pedraja de Portillo


























Carricero común de la recientemente propuesta subespecie (O ya veremos si algo mas) ambiguus.

























Mientras los chorlitejos chicos intentan criar en cualquier sitio, desde solares abandonados en polígonos industriales, graveras abandonadas, arroyos sin vegetación


















Y para acabar, los sisones. A pesar de estar en contra de regalar el trabajo, cosa que le encanta a la SEO viendo la cantidad de trabajadores gratuitos que solicitan para cualquier actividad, he pillado cuatro cuadriculas en mi zona de campeo para el censo nacional de Sison. El resultado era previsible: un desastre. He aprovechado para hacer algunas fotillos que siempre apetecen

Pradera, pinar isla y sison

















Que pena la gestión nula que se hace de estos habitats

















Al menos quedan algunas liebres para que se diviertan los cazadores y los galgueros


















Un saludo

Carlos

2 comentarios:

Teresa dijo...

Muy lindos todos. Saludos.

Carlos Naza dijo...

Muchas gracias Teresa! Un saludo