miércoles, 11 de junio de 2014

Valladolid



A pesar de moverme constantemente en busca de bichos por gran parte del país, y de visitar varios países al año, nunca me canso de volver por mis sitios de siempre.

Supongo que a todos nos pasara lo mismo. A dia de hoy todavía estos sitios me ofrecen sorpresas y alegrías, como una garcilla cangrejera la semana anterior en Olmedo mientras guiaba un tour.

Un dia cualquiera cerca de casa podría ser algo como esto.

A primera hora, los corzos atraviesan el paramo entre los campos de cereal y los pinares de pino de Alepo donde se refugian este año que el centeno apenas ha crecido.















El macho de águila imperial de una de las parejas que peor saca de la provincia se muestra impasible ante mi presencia, y no solo me permite tomarle un monton de fotos, sino que paso por debajo de el sin que alce el vuelo.






















A pesar de lo tardío de las fechas, todavía disfruto de los escarceos amorosos de las palomas zuritas en un caserio en ruinas de Tierra de Pinares. Creo que debe tratarse de una puesta de reposicion, pues otros nidos que conozco tienen pollos pequeños. Espero que les de tiempo a sacar una nueva pollada.



















De camino a casa, cuando la actividad matutina decae, veo un águila calzada con un conejo en un poste del cierre de unas naves. El fondo es horroroso, pero el bicho es precioso.




















Por la tarde, me doy una vueltecita aprovechando el nublado, por un paramo que hay a diez minutos de la ciudad, en busca de mis queridos pajaros marrones. Este año mucha gente ha sembrado guisante y veza, lo que favorece a especies como la terrera común














Justo al salir del camino, me doy de bruces con una totovía con el pico hasta atrás de insectos, para desaparecer bajo unos troncos donde seguro crecen sus pequeños














Un dia cualquiera, pero que para mi no tiene precio

Un saludo

4 comentarios:

Joseluis Gallego Tamayo dijo...

Hola Carlos, continuas en tu linea y cada vez q miro tu blog me encanta ver tus fotos y comentarios. Ya veo que el proyecto del taray continua y nos interesa mucho porque ya sabes que Mila es de Toledo y que conocemos la zona. Un abrazo y buen verano.
Mila y Jose Luis

Carlos Naza dijo...

Hola!
Lo del Taray es increíble, quieras hacer fotos o ver pájaros. El otro día segaron las cebadas y al anochecer pasamos a cinco metros de un avetoro que buscaba alimento en un rastrojo.
A ver si cuadra y coincidimos por Toledo para que lo conozcais.
Un abrazo

Joseluis Gallego Tamayo dijo...

Carlos, te aceptamos la invitacion y a ver si coincidimos. Gracias por responder.
Un abrazo

Joseluis Gallego Tamayo dijo...

Gracias Carlos, te tomamos la palabra y ojala coincidamos por alli.
Un abrazo